Wall Street es Piscis

Lee hasta el final para muchos tweets sobre Succession.

T as in Troy? No Gabriella, T as in Troleada por CAPTCHA… (sobre todo el de Discord)

Soy Janira Planes* y esto es Truffle Season, una newsletter sobre tecnología, memes y cultura de internet. He tenido 4 novias formales y todas ellas me siguen en Instagram y las tengo en WhatsApp.**

*de momento, quizá la próxima la escriba una espinaca.
**(¿Se ha quedado antigua ya la broma? Posiblemente. Lo siento, es que el inglés se enseña mal. Punto. Prometo que este número está libre de memes de Bernie.)

📈 Stonks 📈

Rosalía diría VVS, VVS, Dolce Vita, y los redditors (los usuarios de Reddit) algo así como: 🚀🚀🚀🙌💎🙌💎🙌💎🙌💎🙌💎🙌💎🚀🚀🚀YOLO. Y es que enero no podía terminar de otra manera que no fuera haciéndole la vida imposible al cocreador de Billions. Exacto.

Los 2,3 millones de miembros de la comunidad de r/WallStreetBets, que ahora suman más de 8.5 millones de “degenerados” -como se les llama en la red social Reddit- fueron capaces (y siguen al pie del cañón) de orquestar una acción colectiva en contra de los grandes fondos de inversión que apostaban a que GameStop, un negocio de venta de videojuegos en tiendas físicas, iba hacia la quiebra.

Hay muchos explainers que lo cuentan bien, artículos que analizan el impacto de la “acción colectiva” con cierto recelo, y hasta una mirada más que interesante sobre el stroytelling de todo esto.

Pero nadie lo ha contado como Serena, más conocida por ser @glamdemon2004 en TikTok:

Si lo de GameStop fuera una cebolla, y sus capas los tipos de memes surgidos (o explotados) a raíz de todo, una de ellas -para mí, de las más representativas a nivel estereotipo/meme/concepción social- sería esta: astrology gf and stock market bf. Es decir, la novia (gf) interesada por astrología y el novio (bf) interesado por la bolsa.

Grimes and Elon Musk, for example, are the stereotypical astrology GF and stock market BF. - Cuenta Morgan Sung en un artículo de Mashable sobre cómo sus matches en Tinder le explican la situación.

Para las otras capas de la cebolla, las High Tea incluyen unos cuantos memes más maravillosos en su newsletter. Yo me quedo con estos:

Anyway, toda esta historia me ha servido también para poder incluir a una artista que me obsesiona: Gladys Estolas, que transforma los gráficos de bolsa en obras de arte. Este sobre $GME:

A post shared by Gladys (@stoxart)

Quizá no viene a cuento, pero no puedo parar de ver este TikTok. Los diamantes me hicieron relacionarlo con todo el tema GameStop, pero creo que no tiene nada que ver (lol). En conclusión:


Snapchat Spotlight y monetización de contenidos

En newsletters anteriores hablé de Snapchat, que a través de la pestaña de Spotlight (no disponible en España), quería ser TikTok con un twist: repartir a diario 1 millón de dólares a los creadores cuyos vídeos subidos en Spotlight se hicieran virales. El impacto inicial en la vida de algunas de las personas que han publicado en Spotlight ha sido importante; recibir 500.000 dólares por publicar un vídeo de tu hermana friendo pollo en Acción de Gracias no pasa cada día.

Aunque el modelo de Snapchat parezca casi perfecto, la competencia cada día es mayor y la remuneración disminuye (el millón se tiene que repartir entre más personas), y falla en algo crucial en internet: otorgar fama. Por ahora es complicado que sea un modelo rentable a largo plazo, como apunta Taylor Lorenz en el New York Times:

For Spotlight to succeed, it can’t just pay creators, it must also bestow fame. Followers are their own type of currency and, in some ways, just as valuable as dollars. For brands to take notice of Snapchat stars, the platform must demonstrate that it is a place that incubates and fosters talent — and popularity. Most people on the internet know what a TikTok star is, but an archetypal Snapchat creator has yet to be defined.

¿Cómo vivir de tus seguidores, entonces? Es complicado en cualquier plataforma. El fondo de creadores de TikTok deja mucho que desear, pero la app sí otorga fama. Hablé con Carles Planas sobre la poca claridad del Creator Fund y maneras de monetizar aquí.

Este artículo de Vice también es interesante, sobre todo porque pone el foco en algo que se ve constantemente en la TikTok y otras redes sociales: gente que pide dinero directamente a sus seguidores para poder llegar a final de mes. Algo tan común, y en cierto modo, tan problemático para quienes se ven obligados a pedir (queda registrado para siempre), que ya tiene varios nombres: Internet begging, cyber-begging, o e-begging.


Enero también ha sido el mes de Twitch (y Clubhouse)

Tras el récord de TheGrefg, que tuvo a 2.5 millones de espectadores atentos a su skin de Fortnite en la plataforma de streaming Twitch, Enric Botella decidió montar una charla (¡en su canal de Twitch, en la que participé!), sobre Twitch. Un metatwitch, vaya.

La podéis recuperar en su YouTube:

Interesante asimismo tener en cuenta este mapa que muestra Albert sobre las comunidades existentes en la plataforma:

Sé que hay quien no está de acuerdo en comparar Twitch con la Televisión, y si bien es cierto que hay grandes diferencias, ambas requieren estar en el momento. José Luis Atúnez (que descubre streamers geniales constantemente) tuiteó algo similar también en relación con Clubhouse, la app de audio del momento que funciona en estricto directo -y invite only- de la que hablaré más en el próximo número.


Siempre hay un tweet de Succession para todo,

y Anna Golez -la mente brillante detrás de la cuenta de Twitter @nocontextroyco- es la que lo sabe identificar en el momento adecuado. Delia Cai justo la entrevista en su newsletter de esta semana, y por fin queda resuelta la duda de cómo organiza las capturas de pantalla de la serie de HBO para tenerlas a punto siempre. Golez no ha fallado ni un miércoles de enero:

Tampoco falló esta semana, cuando Jeff Bezos anunció que dejaría de ser CEO de Amazon, mediante este email con final para enmarcar.

Si te has suscrito a esta newsletter hace poco, habrás visto que en mi email de bienvenida también hay uno de los tweets de Anna. Y lo confieso, el de darse de baja incluye asimismo uno perfecto, pero espero que no lo llegues a ver nunca.


A raíz de este artículo sobre el fenómeno cultural de las newsletters, en el que Leticia Vila-Sanjuán y Beatriz Serrano -que ambas escriben newsletters preciosas- mencionan Truffle Season (🥺), sois muchas y muchos los que os habéis suscrito. Muchísimas gracias, quizá quede mal decirlo, pero espero haber estado a la altura.

Prometo escribir pronto, de mientras siempre puedes encontrarme en Twitter, Instagram y (¡cómo no!) en Clubhouse.

Leave a comment